Estimados colegas:

                               La continuidad de las instituciones es fruto del esfuerzo de todos los que la integramos. Hoy me toca presidir un nuevo Directorio conformado por mujeres y hombres que honran la colegiación y que hacen su aporte a que nuestra Caja de Previsión crezca. Así lo venimos haciendo los abogados de la provincia de Buenos Aires desde hacer más de seis décadas y aspiramos a que así sea por las próximas generaciones.

                                Tenemos muchos objetivos por cumplir, pero un único fin, mejorar la calidad y cantidad de las prestaciones y beneficios para nuestros afiliados. Debemos planificar cuidadosamente los pasos y no dejar de advertir los complicados vericuetos de la economía para preservar debidamente nuestro patrimonio. Pero a su vez, no podemos dejar de considerar las cada vez mayores necesidades de pasivos y activos; trabajadores, jubilados y pensionados del derecho.

                             Entendemos las dificultades que afronta el ejercicio profesional, por ello tenemos que afrontar con soluciones creativas y ciertas los nuevos problemas que enfrenta el abogado en su vida cotidiana.

                              No pretendo ser sino un eslabón más en la cadena que se ha forjado hace tiempo, ella tiene su sostén en el trabajo y la lealtad a los principios que formaron a la colegiación y a la previsión social para los abogados.

                              Esperamos contar con su acompañamiento y apoyo, sin ellos cualquier proyecto carecerá de sentido. Gracias.

Un abrazo cordial.